Vendía bolígrafos en la calle para sobrevivir, hasta que un extraño le tomó una foto a su hija…

Un historia por demás conmovedora se volvió viral en las redes sociales. Esta se dio a conocer por medio de una foto en donde un preocupado padre pasaba por las calles vendiendo bolígrafos con su hija en hombros mientras el trabajaba.

El amor de padre es el cariño más fuerte que una persona puede experimentar, uno como padre es capaz de hacer lo que sea por nuestros hijos.

Este hombre se valió de solo 8 bolígrafos para tratar de sacar adelante a su pequeña y así al menos tener alimento para darle en ese día.

Este hombre es un refugiado sirio que abandono su país junto con su hija buscando una mejor vida, lejos de toda la violencia de su país. La fotografía en la que se puede ver su desesperación pero al mismo tiempo fortaleza para sacar adelante a su hija esta dando vuelta al mundo.