Cuando la adoptaron nunca se imaginaron descubrir algo tan siniestro en su pasado. OMG!

Bernie y Diane habían tenido la suerte de formar una familia grande, juntos habían tenido y educado a 5 hijos. Cuando el último de ellos dejo la casa para marcharse a la Universidad decidieron que era momento de empezar desde cero, un nuevo integrante en la familia pero esta vez por medio de la adopción.

Esto sería algo completamente nuevo en su vida, tenían la experiencia de criar y educar a sus 5 hijos pero hacerlo con un hijo adoptado es un mundo completamente nuevo.

Desde un principio la pareja decidió que adoptarían una niña, así que empezaron a visitar orfanatos para elegir a la que formaría su familia y sería su sexta hija. En uno de los orfanatos compartieron horas y horas conociendo a las pequeñas que ahí vivían.

Al final de la visita una de las encargadas del orfanato les mostró un álbum con fotos de las pequeñas que no pudieron estar ahí para conocerlas en persona, por distintas razones. Fue de ese álbum que una pequeña llamo la atención de la pareja pues tenía una expresión muy inquietante…