Clienta de clase alta se burla de la cajera y la grita “fracasada”. Entonces el jefe hace algo inesperado…


Anuncios

Muchos trabajos exigen tener mas paciencia de lo normal, tener siempre un trato cordial con los clientes y mas de una vez hasta soportar los malos tratos de ellos para con los empleados.

Por eso existe ese lema algo injusto en los negocios que dice: “el cliente siempre tiene la razon”. Dejando en plano secundario siempre a los empleados.

En esta historia que te contaremos por suerte el jefe de este negocio no estaba tan de acuerdo con esta forma de pensar y lo hizo saber de gran forma. Ganandose el aplauso de todos.

En un supermercado trabajaba como cajera una joven, ella estaba estudiando la Universidad y para cubrir algunos de sus gastos trabajaba a medio tiempo como cajera en ese supermercado.

Estaba por las fechas de Diciembre, todo se le hacia cada vez mas pesado. Pues en esa epoca estaba terminando el semestre, entregando trabajos finales, presentando examenes finales y por otro lado el supermercado tenia mas gente de lo normal, pues todos hacian sus compras navideñas.

Un dia de esos llego a su caja una mujer muy bien vestida con su pequeña hija a un lado. Ella la recibio de buena manera, con una sonrisa a lo que la señora la ignoro y de manera indiferente y grosera le pidio que le escaneara algunos cupones.

Sin darle importancia y sin dejar de lado su amabilidad, la cajera se dispuso a hacerlo. Escaneo uno a uno cada cupon pero uno de ellos estaba vencido asi que se lo hizo saber. La señora no respondio de buena manera y no sin antes llamarla “inepta”, pidio hablar con el gerente de inmediato.

De inmediato la cajera le hizo una seña a su jefe para que se acercara. Mientras tanto la señora se acerca a su pequeña hija y le dice: “Ves mi amor, por eso debes estudiar para que no termines como una vil cajera”.

La cajera no soporto mas y le pidio que se lo repitiera, a lo que la mujer respondio lo mismo sin pena alguna. La cajera le menciono que ella solo trabajaba medio turno como cajera pues estaba finalizando sus estudios universitarios.

El jefe escucho la discusion y se acerco a la caja. De inmediato y sin decir nada comenzo a desempacar todas las bolas de la mujer y esta enojada le pregunto que hacia a lo que el respondio:

“En este establecimiento yo no permito que se humille y ridiculice a mi personal. Le pedire de favor que se retire y no vuelva mas, a menos que su actitud haya cambiado.”


Anuncios